Sensibilización ambiental para valorar el agua que bebemos - AvivaRural
16159
post-template-default,single,single-post,postid-16159,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Sensibilización ambiental para valorar el agua que bebemos

Nos hemos enamorado de sus callejones moriscos, casas, fuentes y abrevaderos, vecin@s, olor a pan e historias.El agua de vida nos ha llevado hasta Secastilla.

Nos contaron cómo era la vida antes de que llegara al pueblo, cuando andando o con caballerías había que acercarse hasta las distintas fuentes a veces a kilómetros de distancia.

Nos contaron que el agua era tan escasa que era más fácil que te invitaran a un vaso vino que a uno de agua.

Nos contaron que había fuentes que no servían más que para lavar budillos y otra que servía para sazonar alimentos porque salía salada y así te ahorrabas la sal.

Nos contaron que hicieron fiesta el día que el agua llegó a un grifo y a un abrevadero enfrente del ayuntamiento y que lloraron cuando años más tarde llegó hasta los grifos de casa.

Y todo ésto y más lo quisimos transmitir con todo respeto…jugando  en forma de un juego de pistas para recorrer todo el pueblo y saber de dónde viene el agua que bebemos y una instalación artística comunitaria realizada junto a Natividad García Granados.

Nos vamos con el corazón contento. Gracias

El proyecto ha sido financiado por el Ayuntamiento de Secastilla y en un 80% por la Diputación Provincial de Huesca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies